Nueve cosas que no sabías del desierto

Al hablar de desiertos, muchos imaginan la zona del Sáhara o del Atacama y sus altas temperaturas. Sin embargo, existen desiertos fríos siendo la Antártida el más amplio de todos. No te pierdas estas nueve cosas que no sabías del desierto.

Sand dunes in desert Empty Quarter near Abu Dhabi

Porque para ser catalogado como desierto no se cuentan las altas temperaturas. En su lugar, debe ser un área que pierde mayor humedad que la que genera. De hecho, del día a la noche la sensación térmica varía en 68ºC.

Se estima que un tercio del planeta está compuesto por áreas desérticas. No obstante, anualmente se le suman casi 120 mil km2 que pierden fecundidad por la deforestación o el cambio climático.

Nueve cosas que no sabías del desierto

Ante la escasez de agua, muchos animales la obtienen de su comida o almacenan en sus organismos. Por ejemplo, los camellos en solo 15 minutos beben hasta 200 l de agua.

duermen de día y buscan comida en la nochePor otra parte, han cambiado a hábitos nocturnos: duermen de día y buscan comida en la noche. Otro punto que comparten la flora y fauna de áreas desérticas es su tamaño. La mayoría tiene proporciones pequeñas: bichos, reptiles, cactus o arbustos.

  1. A la escasa lluvia en los desiertos, se suma la evaporación del agua antes de tener contacto con la tierra. Los expertos aseveran que nunca ha llovido en Atacama, esto causa un gran impacto. En especial, considerando que hay áreas con 40 millones de años de antigüedad.
  2. Las semillas de algunas plantas del Sáhara necesitan inclusive 300 año para germinar.
  3. Pueden pasar hasta 40 años sin que llueva en las zonas desérticas.
  4. La acacia sahariana necesita hundir sus raíces hasta 50 metros para hallar agua. De igual forma, muchos arbustos desérticos tienen raíces de hasta 600 km todo para encontrar agua.
  1. El viento que comienza en el Sáhara fertiliza la selva del Amazonas. ¿Cómo? Arrastra 13 millones de toneladas de calcio, fósforo y potasio que “extrae” del desierto sahariano.
  2. El desierto sahárico cubre 9.1 millones de km2, mientras que apenas un poco más de 207 mil km2 constituyen oasis semi-fértiles.
  3. Un cactus saguaro gigante es capaz de retener 8 mil litros de agua. Gracias a ello, puede sobrevivir hasta dos años en sequía.
  4. ¡Ha nevado en el Sáhara! Ocurrió en el año 1979 conforme algunos registros.
  5. Se estima que ciertas dunas de Alaska alcanzan los increíbles 45 metros de alto.

En definitiva, es asombroso cómo la naturaleza se adapta a los cambios climáticos y las oscilaciones que ocurren en la temperatura. Cuéntanos, ¿qué dato te sorprendió más?

Comparte este Articulo en...