Cuando tienes sueño, pero quieres ver un capítulo más

Por la noche

Todos hemos pasado por el momento fastidioso en el que deseamos ver un capítulo más pero no podemos con el sueño. No solo viendo capítulos de series, sino también leyendo, hablando con alguien…

dormir o ver otro capítulo.


Todos hemos sentido intriga con lo que pasará después, razón por la que nos quedamos despiertos.

Sin embargo, lo molesto del asunto está al día siguiente, cuando tenemos que despertar somnolientos y, simplemente, necesitamos “cinco minutos más”.

A la mañana siguiente…

Ojeras, parpados pesados, músculos dormidos, usualmente acompañados de mal humor y dolores de cabeza… ¿Pero valió la pena? Puede que sí, puede que no… Depende.

La mayor parte del tiempo, termina por no valer la pena en lo absoluto, por motivos que veremos más adelante (¡no te duermas todavía, solo un párrafo más!).

Pero otras veces ese siguiente capítulo es tan maravilloso que, desde luego, valen la pena las horas en vela… Aunque claro, podrías haberlo visto al día siguiente.

Y por no hablar cuando, por ejemplo, estás con tu pareja viendo un capítulo, o estás hablando con alguien de algo muy interesante, ya que por las noches las conversaciones son más sinceras.

En realidad, ese efecto que asociamos con los capítulos de una se puede extrapolar muy fácilmente a otros ámbitos del día a día, como lo pueden ser los ya mencionados.

Pero esa sensación de querer hacer algo, de no querer parar porque lo estamos pasando bien, es demasiado fuerte algunas veces, más que las suplicas de nuestro cuerpo de que cerremos los ojos. Y por supuesto, no podemos olvidar ese momento mágico y maravilloso (nótese el sarcasmo) en el que te quedas dormido viendo ese capítulo de más.

Comparte este Articulo en...